Volviendo a las raíces, un turismo sostenible y en contacto con la naturaleza

Cada vez pasamos más tiempo conectados, esto no es algo nuevo, la vida en las grandes ciudades, donde el ritmo es vertiginoso y donde la tecnología nos abraza en sus redes, demanda que estemos siempre alerta y con los cinco sentidos, preparados para reaccionar. Sin embargo, este estilo de vida no siempre es lo más saludable, para estar bien, para recargar las pilas, y volver llenos de energía, necesitamos desconectar y respirar un poco. Si además hablamos de cómo cuidar especialmente de nuestra salud, la naturaleza es nuestra mejor aliada.

 Megaciudades de más de 10 millones de personas

El Foro Económico Mundial prevé que para 2020, al menos 10 ciudades alrededor del mundo tendrán estatus de megaciudad, esto es, enormes poblaciones con más de 10 millones de personas. Esta es ya una realidad en ciudades como Tokio, Nueva Delhi o Rio de Janeiro, y esta cifra se multiplica exponencialmente cada pocos años, según los últimos estudios. La vida en la ciudad tiene gran impacto en nuestros hábitos y salud, y es por ello por lo que, desde hace un tiempo, y más significativamente en los últimos años, el turismo rural o turismo en contacto con la naturaleza, está representando un respiro para familias y aquellas personas concienciadas con su bienestar, y además con el valor de la tierra, de la cultura, de nuestra historia y origen.

Visitar” el pueblo” de tus abuelos

España tiene una larga tradición de lazos con el mundo rural, a pesar de que la vida en las capitales se ha convertido en nuestra tónica diaria, la costumbre de muchas familias de visitar la región de origen de sus ancestros, o el famoso “ir al pueblo” en vacaciones, sigue siendo una realidad para muchos. España está fuertemente unida a su tierra, a su naturaleza, a su historia y a una cultura con un carácter propio en cada una de sus regiones, que hacen de este territorio una verdadera joya para quien la visita. A pesar de que la vida en la gran ciudad se ha impuesto, el campo sobrevive y nos brinda un oasis donde descansar y recargar las pilas.

Turismo Rural

España se ha posicionado como uno de los destinos turísticos más versátiles del mundo, con turismo de sol y playa a la cabeza, pero cada vez con una mayor oferta de alternativas en relación con la cultura y con una demanda creciente de planes en el interior, habiendo experimentado un boom en los últimos años en lo que a las escapadas rurales se refiere (en 2016, este sector recibió más de 3,6 millones de turistas). Por otro lado, el ecoturismo está ganando posiciones, dado que cada vez estamos más concienciados con el turismo y la agricultura sostenibles, pudiendo disfrutar de una escapada de relax, pero a la vez contribuyendo a conservar nuestro entorno. La tradición y la cultura, la historia y la gastronomía típicas también representan una pieza clave en el mundo del turismo de experiencias, pues poder alojarse en un agroturismo, rodeados de naturaleza y en un lugar con encanto, es el plan perfecto para regresar a nuestra rutina con la mejor energía.

Un sinfín de experiencias

Una vez hemos decidido que lo que necesitamos en desconectar y cambiar de aires, lejos del bullicio de la gran ciudad, el abanico de posibilidades es inmenso: planes de montaña, excursiones a caballo, escapadas gastronómicas, visita a bodegas con cata, degustación de especialidades de la tierra, visitas guiadas a través de conjuntos monumentales, así como las experiencias más originales tales como acudir a una cena con los ojos vendados, apuntarse a un grupo de recolección de aceituna, o probar ser granjero por un día. Más allá de descansar, valoramos regresar con una maleta ligera y un baúl lleno de recuerdos, de modo que seleccionamos muy bien aquellos destinos que nos ofrecerán una experiencia única a todos los niveles, sensitivo, de realización, personal, de bienestar, de aprendizaje… y aquí es donde los planes que cumplen de forma integral todos estos aspectos son los preferidos y los más demandados, donde la experiencia turística es lo realmente importante.

Qué hacer en Ronda

¿Imaginas un lugar donde poder descansar, o vivir una experiencia en un cortijo típico andaluz, restaurado por el arquitecto y diseñador Philippe Starck, en medio de una maravillosa finca de olivares y viñedos ecológicos, donde el arte, la gastronomía de primera calidad, la cultura y la historia se unen para deleite de nuestros sentidos?

Bienvenido a LA Organic Experience

En el corazón de la Serranía de la milenaria región de Ronda, a camino entre Antequera, Málaga y Sevilla se encuentra una hermosa finca que no deja indiferente, un lugar muy especial donde la agricultura ecológica se ha convertido en arte, y donde el diseño y el campo conviven en perfecta armonía.

Un cuidado paseo a través de olivos milenarios y de variedades de distintas partes del mundo, dejando al descubierto una serie de sorpresas que el diseñador Philippe Starck ha ordenado cuidadosamente diseminadas por todo el itinerario para la impresión del visitante, que inicia su visita en un aparcamiento con fotografías monumentales de varios metros de altura, dejando claro desde el minuto uno, que no estamos simplemente en el campo, sino que aquí “hay algo más”. Una inmensa labor de recuperación de especies vegetales y de acondicionamiento de la finca nos deja millares de árboles como olivos, cipreses, árboles frutales, viñedos, y hasta un huerto hermosamente dispuesto donde todo, absolutamente todo, es orgánico.

Por otro lado, podemos descubrir un lugar con mucho carácter: el Greenhouse, un espacio multifuncional diseñado a modo de invernadero con un rincón gastronómico, una sala de exposiciones, tienda con productos especialmente seleccionados y dos terrazas maravillosas donde disfrutar de una buena ración de jamón ibérico con un vino de la tierra, a la par que unas vistas privilegiadas de la Sierra de Grazalema.

Para terminar, antes o después de la visita guiada, y sin dejar de participar en una cata de AOVE LA Organic, poder descansar en el Cortijo LA Organic de nuevo, para asimilar, al finalizar el día, todas las imágenes, sensaciones y experiencias de un día para recordar.