Rutas de Oleoturismo

Ronda, su serranía y alrededores, están llenos de puntos de producción de aceite de oliva. Una fuerte tradición en la Península Ibérica y no sólo, dado que esta actividad se remonta hasta la Antigüedad. La obtención de este oro líquido por parte del ser humano lleva siendo realizada desde la época del Creciente Fértil, hace más de 6000 años, pero el cultivo del olivo viene de aún más atrás, 12.000 a.C. y es aquí, en España, uno de los lugares donde sigue llevándose a cabo, de forma tradicional, pero también innovadora, conservando todas las propiedades de un producto que la OMS ha catalogado como la causa de “la buena salud” de los españoles.

España es la primera potencia mundial en producción y exportación

Con una superficie de olivar de cerca de 2.500.000 de hectáreas y una producción de alrededor de 1.767.000 toneladas, España produce el 50% del aceite de oliva en todo el mundo. Por orden de volumen en el ranking (datos de 2018) le siguen Grecia (230.000 toneladas), Turquía (220.000), Italia (200.000) Túnez (165.000) y Portugal (115.000)

En España, Andalucía es una de las principales regiones de producción gracias a su clima y características geográficas, tanto para la aceituna de almazara, como para la de mesa. Por ello se ha convertido en un centro de interés para las rutas de Oleoturismo, una actividad cada vez más demandada para conocer de primera mano y en vivo, la historia y las técnicas, tanto de forma tradicional como con la más moderna tecnología, del proceso de producción del preciado líquido.

¿Qué es el Oleoturismo?

En la búsqueda de nuevos contenidos, el turismo ha ido diversificándose hacia nuevas tendencias tales como el interés por conocer las actividades artesanales, la historia, la tradición, la gastronomía, y por qué no, la agricultura y los procesos de elaboración de aquellos productos que son propios de la cultura; en ese sentido, el aceite de oliva es un producto identitario, con además múltiples beneficios para la salud, no solo a nivel alimenticio, sino también ampliamente reconocido por sus propiedades cosméticas.

Y es por esta razón que un producto mundialmente reconocido por sus propiedades despierta interés, pero, además, el propio Paisaje del Olivar de Andalucía ha sido propuesto para ser reconocido como Patrimonio de la Humanidad para 2020 por parte de la UNESCO, dado el su belleza y valor, así como de la cultura milenaria en alrededor de éste. El turismo en torno al aceite de oliva y al mundo del olivo, que da a conocer la historia, el proceso de producción y cultivo, las variedades, sus propiedades, usos y aplicaciones, es Oleoturismo.

Sin ir más lejos, Málaga tiene como su principal cultivo el olivar, contando, en la totalidad de la provincia, con 130.000 hectáreas de este, con una producción, en 2019, que se prevé en más de 85.000 toneladas de aceite de oliva. Por otro lado, Málaga y sus alrededores, pertenece a una región de gran afluencia turística (solo en Semana Santa, Málaga es la ciudad con más ocupación de toda España, 88% en 2019 frente a 78% del resto del país) y que posee, además de la oferta tradicional de turismo de sol y playa, una gran diversidad de contenidos de turismo interior, dada la riqueza de sus paisajes, de sus ciudades y pueblos, gastronomía, historia, legado cultural, folclore, costumbres y entorno natural.

Rutas de Oleoturismo

El Oleoturismo, de forma similar al enoturismo, brinda la posibilidad de visitar una almazara, conocer la tierra donde se produce el aceite, entender sus procesos de extracción y elaboración, poder disfrutar de una cata de aceites de producto exclusivo al final de la visita, pero también en todo lo relacionado con la salud y cosmética, en tratamientos con base en el aceite de oliva puro, tanto para aplicación corporal como facial, de uso externo e interno.

Si bien este tipo de oferta no es tan extensa como la que las bodegas ofrecen (el enoturismo, aunque relativamente reciente, ha experimentado un crecimiento considerable desde que se dio a conocer) sí es cierto que cada vez cuenta con un mayor reconocimiento y adeptos, siendo una actividad que ha pasado de tener un perfil de oleoturista interesado y entendido en el sector de mediana edad, a ser un plan demandado por las familias y por un abanico mayor de distintos tipos de visitantes. El oleoturista es en su mayoría español (60% del total de los turistas, seguido de franceses e ingleses), pero el interés por la historia del aceite de oliva está ampliando sus fronteras, y las rutas de Oleoturismo son ya un reclamo importante no solo en Andalucía, sino también en otros puntos de España, puntos estratégicos y tradicionalmente productores de aceite de oliva.

Oleoturismo en Ronda, ¿qué hacer en Ronda?

En la provincia de Málaga hay numerosas almazaras que se pueden visitar, ofreciendo contenidos relacionados con el aceite de oliva. Desde el tradicional desayuno molinero (la comida que los jornaleros que comenzaban o terminaban el turno en el molino de aceite, tomaban juntos, consistente en pan, aceite recién extraído, olivas, y dependiendo de los productos disponibles, tomates, frutas o bacalao) hasta las catas de aceites, paseos a través de olivos milenarios e incluso la participación en las tareas de recolección.

En concreto en Ronda existen varios contenidos en torno al Oleoturismo, la Diputación apoya y promociona el aceite de oliva a través de ferias gastronómicas y agroalimentarias, así como cursos, eventos y actividades en torno al Oleoturismo y al análisis sensorial del aceite de oliva virgen extra (AOVE). Es comprensible que sea así cuando existe tanta riqueza de este producto en la región, siendo numerosas las fincas de cultivo de olivo y almazaras que producen aceite en la comarca, con aceites premiados en la provincia, a nivel nacional e incluso mundial, como es el caso del aceite LA Organic, que recibió el premio entre los 29 mejores aceites del mundo por la prestigiosa guía Flos Olei. Este aceite se produce en LA Amarilla de Ronda, y tiene su propia almazara y experiencia de Oleoturismo en “LA Organic Experience”, una experiencia única en torno al mundo del aceite de oliva orgánico virgen extra, que aúna agricultura ecológica, historia del aceite, gastronomía de alta calidad, arte, tradición y vanguardia y que además tiene un cortijo en Ronda, el “Cortijo LA Organic” una espléndida casa rural con unas magníficas vistas a la Serranía de Ronda.

Se puede reservar en www.laexperience.es/